martes, 20 de marzo de 2012

Mein Dunkler Engel

El miedo que alguna vez me envolvió
No tiene un fin definitivo
¿Quienes somos? ¿Por qué estamos aquí?
Almas perdidas, buscando una luz
Nos hemos encontrado, entre la niebla que nos rodeaba.

Por todos aquellos atardeceres silenciosos
Y los días en que el frío anunciaba el fin
Escribí poemas que enterré.

Por todas aquellas tardes de silencio
Y los días en que olíamos el fin
Escribo poemas para mi muerte recordar.

Mi ángel oscuro...
Hoy es el día.

Deja que las melodías fluyan
Nada tiene un fin definitivo
Almas perdidas, buscando una luz
Almas condenadas
Mi ángel oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada