domingo, 31 de julio de 2011

Felicidad

Un día le pregunté a un amigo "¿Tú eres feliz?", y él respondió "Yo no soy feliz y no creo en la felicidad".
Luego de eso me pregunté a mi misma "¿Por qué hay tanta gente infeliz?", y yo misma obtuve una respuesta obtenida de mis reflexiones:

"Cada vez las personas tienen menos esperanza en si mismos, aprecian más las cosas malas que las buenas, y no le encuentran sentido a la vida."

Pero en seguida me pregunté "¿Qué se necesita para ser feliz?", a lo que me respondí:

"Para ser feliz se necesita equilibrio entre lo bueno y lo malo, ya que no se puede estar mal sin haber estado bien, y no se puede estar bien sin haber estado mal. No hay uno sin lo otro.
Y además, si uno está demasiado bien, falta algo. Y si uno está demasiado mal, también falta algo.
Para ser feliz, hay que apreciar todo lo que significa la vida, tanto las cosas buenas como las cosas malas. Ambas nos ayudan a crecer, lograr nuestras metas, ser quienes somos, y ser felices".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada